Un claim se utiliza como estrategia para el lanzamiento de un producto en una campaña. Mientras que un slogan publicitario debe ser corto, original, ingenioso, creíble, perdurable, único, conciso, impactante, directo y apropiado…debe resumir la filosofía de la empresa en una frase. Intuición, inspiración y recursos estilísticos adecuados son el secreto de nuestros redactores para hacer de un palabras una buena estrategia publicitaria.