Existe una regla de oro que tradicionalmente se ha aplicado a las relaciones humanas:
“Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti”. Aunque esta regla no es aplicable en el 100% de los casos en nuestra vida cotidiana, sí que podemos afirmar que esta “Ética de la reciprocidad” está muy presente en nuestro día a día.

GRUPO INTERÉS somos una empresa orientada al cliente. Captar sus demandas y necesidades y proporcionarle el debido asesoramiento son parte fundamental de nuestra misión, a la vez que son requisitos fundamentales para un trabajo bien hecho.

Desde GRUPO INTERÉS debemos preguntarnos constantemente ¿y si nosotros fuésemos el cliente? Desde luego, seríamos muy exigentes, y estas serían algunas de nuestras demandas:

Calidad en el servicio prestado.

Trato humano cercano y agradable.

Seguimiento; saber en todo momento cómo está mi trabajo.

Precio razonable.

Cumplimiento estricto de los plazos acordados

Serían estas 5 premisas condiciones “sine qua non” para que estuviéramos contentos como clientes. Y precisamente ahí está nuestra labor; en satisfacer al cliente, en cuya piel debemos meternos.